<%@LANGUAGE="VBSCRIPT" CODEPAGE="1252"%> Autoridad Marítima de Panamá - Notas de Prensa - Octubre 2009

AMP INVIERTE EN REHABILITACIÒN E INSTALACIÓN DE BOYAS. 

 

PANAMÁ, 13 DE MAYO DE 2010

Para garantizar la seguridad de las embarcaciones que transitan por el canal de acceso al Puerto de Vacamonte, la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), a través de la Dirección General de Puertos e Industrias Marítimas Auxiliares, realizó una inversión aproximada de B/.170.000.00  balboas en la instalación y rehabilitación de boyas de fondeo.

El Jefe del Departamento de Señalización de Puertos de la AMP, Alonso Hill, señaló que se rehabilitó una de las boyas existentes y se instalaron otras cinco nuevas, cuya finalidad es garantizar la seguridad, ya que las mismas  son utilizadas como medida de prevención de accidentes, para proteger las embarcaciones pesqueras en su entrada y salida del recinto pesquero.

Estas boyas se encuentran ubicadas en el canal de acceso al puerto de Vacamonte y su objetivo es la señalización para la entrada y salida de las embarcaciones que transitan a diario por esta ruta.

Joaquín Carrasquedo, Director de Puertos e Industrias Marítimas Auxiliares, explicó que se giró instrucciones al Departamento de Ingeniería y Señalizaciones para que haya una completa renovación y mejoramiento de las ayudas a la navegación en el Puerto de Vacamonte y el Puerto de Aguadulce, en Coclé.

“El sistema de boyas y ayudas a la navegación de ambos puertos estuvieron en completo abandono desde hace muchos años, representando un serio peligro para la seguridad de las naves, estamos cambiando esta situación y haremos lo mismo en todas las facilidades portuarias del país”, sostuvo Carrasquedo.

Cada boya consta con un diámetro de cinco pies de ancho  por nueve pies de alto y un valor individual de 20 mil balboas, adicional de un sistema de luces para facilitar su señalización.

El proceso inició con la instalación del peso muerto que se encuentra sumergido a una profundidad de sesenta  pies, a este se le coloca una cadena de una pulgada de diámetro, que une al contra peso con la boya de foam y poliuretano, de esta manera se mantiene la flotabilidad de la indicación, manteniéndola en un radio de diez metros.

El fondeo culmina con una supervisión para verificar que estén en el lugar correcto el cual es indicado por el  sistema de posicionamiento mundial (GPS) dando por terminado el proceso de fondeo.