<%@LANGUAGE="VBSCRIPT" CODEPAGE="1252"%> Autoridad Marítima de Panamá - Notas de Prensa - Octubre 2009

PRIMER SIMULACRO DE TSUNAMI SE REALIZÒ CON ÈXITO EN PANAMÀ

Panamá, 21 de marzo 2011

Un total de 33 países del Caribe, participaron del Primer ejercicio de preparación de alerta a escala real de tsunami, con el objetivo de probar la eficacia del sistema de alerta temprana contra esta amenaza tras el desastre que azotó hace más de una semana a Japón, lo que beneficiará a cada uno de los países participantes para que examinen sus procedimientos de respuesta y preparación, para evitar la pérdida de vidas humanas y bienes materiales.

El Sistema de Alerta Temprana contra los Tsunamis y otras Amenazas Costeras en el Caribe y Regiones Adyacentes fue creado en 2005, bajo los auspicios de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), de la cual la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), es la responsable para Panamá como Punto Focal de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO.

El ejercicio, denominado Caribe Wave 11, comprendió simulaciones de mensajes de alerta, aviso y advertencia de los Centros de Alerta contra Tsunamis sobre la base de un terremoto hipotético de magnitud 7,6 acaecido cerca de las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, en las coordenadas 18º2 N, 5º3 O.

El ejercicio- simulacro dio inicio a las 7:00 a.m., donde Panamá, recibió el primer boletín del Centro de Alerta de Tsunami del Pacifico, una vez recibido este mensaje se activo el Comité Nacional de Emergencias para Tsunami, para que pusiera en alerta a toda la comunidad y se tomaran las medidas correspondientes, la ola (simulacro) llegaría a Panamá con una altura de 50 cm.(Kuna Yala, la Bahía de Manzanillo y ciudad de Colón a las 11:00 am), todo esto monitoreado  desde las oficinas del Comité de Emergencias (COE), del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC), ubicadas en Howard.    

Los países que se sometieron a esta prueba fueron: Aruba; Antigua y Barbuda; Bahamas; Barbados; Belice; Brasil; Canadá; Colombia; Costa Rica; Cuba; Dominica; Estados Unidos; las islas francesas de Martinica, Guadalupe, Guyana y San Martín; Granada; Guatemala; Guyana; Haití; Honduras; Jamaica; México; Nicaragua; Países Bajos (Bonaire, Curazao, Saba, San Eustaquio y San Martín); Panamá; Perú; República Dominicana; Reino Unido (Anguila, Bermudas, Islas Caimán, Islas Turcos y Caicos, Islas Vírgenes Británicas y Montserrat); Saint Kitts y Nevis; San Vicente y las Granadinas; Santa Lucía; Sri Lanka; Suriname; Trinidad y Tobago, y la República Bolivariana de Venezuela.

Según, el Jefe de la Unidad Ambiental de la AMP, el oceanógrafo, Arnulfo Sánchez, simulaciones como ésta contribuirán a lograr que las costas caribeñas estén preparadas para responder a un tsunami peligroso, ejercicios similares realizados recientemente en las cuencas del Pacífico y del Atlántico han resultado eficaces para fortalecer los niveles de preparación de los organismos encargados de la gestión de emergencias.

Los objetivos primordiales a lograr fueron los siguientes:

  1.  Asegurar la transmisión de mensajes de los Centros de Alerta contra Tsunamis a los puntos focales de alerta contra los tsunamis (TWFP), y de estos primeros contactos a los organismos encargados de la gestión de emergencias
  2. Poner a prueba los planes de respuesta a tsunamis de las entidades encargadas de las situaciones de emergencia en el Caribe que han elaborado planes de esa índole, y constituir un catalizador para los países y los organismos que no los hayan formulado.
  3. Permitir que las entidades encargadas de la gestión de emergencias, los puntos focales de alerta contra los tsunamis (TFWP) y los contactos nacionales sobre tsunamis examinen, debatan y evalúen las diversas opciones de comunicación para recibir y difundir mensajes sobre tsunamis.
  4. Posibilitar que las entidades encargadas de la gestión de emergencias, los puntos focales de alerta contra los tsunamis (TFWP) y los contactos nacionales sobre tsunamis examinen, debatan y evalúen posibles medidas de respuesta y eventuales problemas.
  5. Definir los procesos para emitir notificaciones locales de fin de alerta.

En conjunto, el ejercicio fue un éxito, los mensajes del sistema nacional de alerta se difundieron oportunamente, las diversas instituciones gubernamentales brindaron una respuesta de forma rápida y adecuada, lo que ayudó a recabar  información útil y necesaria en caso de registrarse un incidente de Tsunami.