-Colaboradores se capacitan-
PRIMEROS AUXILIOS, REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR  Y USO DEL DESFIBRILADOR EXTERNO AUTOMATIZADO

La Oficina Institucional de Recursos Humanos de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), a través del Área de Capacitación y Desarrollo del Servidor Público, organizó una capacitación dirigida  a los colaboradores  sobre “Primeros Auxilios; Reanimación Cardiopulmonar (RCP) en Bebés, Niños y Adultos;  Uso del Desfibrilador Externo Automatizado (DEA)”.

El curso, con una duración de 40 horas, fue impartido por el Maestro Instructor Certificado Federico Palacios, Ingeniero Estructural en Gestión de Riesgo con Especialización en Desastres Naturales, Prevención y Medio Ambiente del Instituto Politécnico José Antonio  Echeverría de La Habana-Cuba; miembro del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC), capacitador con más de 35 años de experiencia en Atención de Emergencias Médicas, Incendios, Búsqueda y Rescate.   

Los temas desarrollados se dividieron en tres puntos:

1- Primeros Auxilios:  
Principios de atención en Emergencias, Shock, Atención Primaria de Victimas de Shock, Hemorragias y Heridas; Lesiones de Huesos y Articulaciones, Quemaduras, Enfermedades Repentinas, Transporte y Traslado; y el uso del Botiquín.

2- Reanimación Cardiopulmonar y uso del desfibrilador automático (DEA),
Generalidades, Conceptos Legales, Reconociendo la Emergencia; Evaluación Primaria, Cambio en la RCP, Algoritmo de actuación, Cadena de supervivencia cardiaca.

3- Soporte Básico de Vida:
Reanimación cardiopulmonar RCP/DEA, Desfibrilación externo automática, Tabla de Secuencia en RCP, Atragantamiento; Victima Consiente de Atragantamiento, y Victima Inconsciente de Atragantamiento.
 
El Instructor Palacios, señaló que la metodología utilizada en las clases fueron  técnicas explicativas, demostrativas y  expositivas, donde a través de un proceso de “aprender haciendo”, los participantes adquirieron los conocimientos necesarios actuar correctamente frente a una emergencia y aplicar las técnicas básicas de primeros auxilios, mientras llega la atención médica especializada.

“Recordemos que la cultura de prevención está compuesta por factores que nos permitirán llevar una vida más tranquila y segura: la educación en caso de emergencias es una excelente herramienta ya que es conveniente que todos tuviéramos una serie de conocimientos básicos acerca de qué hacer o no, ante estas situaciones, ya que de ello puede depender la vida del paciente” concluyó Palacios.