PANAMÁ RATIFICA CONVENIO DE AGUA DE LASTRE

19 de octubre de 2016

 

El Ministro de Asuntos Marítimos y Administrador de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), Jorge Barakat Pitty depositó este miércoles 19 de octubre de 2016 el instrumento de adhesión de la República de Panamá al Convenio Internacional para el Control y la Gestión del Agua de Lastre y los Sedimentos de los Buques, 2004 (BWM), ante la Organización Marítima Internacional (OMI).

El Ministro Barakat resaltó el importante compromiso y la responsabilidad de Panamá en hacer cumplir las obligaciones vinculadas a prevenir y reducir al mínimo la transferencia de organismos acuáticos perjudiciales y agentes  patógenos mediante el control  y  la gestión del agua de lastre y los sedimentos a bordo de los buques de nuestra marina mercante.

El Secretario General de la OMI, ​Ki-tack Lim felicitó a Panamá por su decisión de ratificar el Convenio BWM y destacó que esta acción, junto a la reciente ratificación de Panamá del Convenio de Hong Kong sobre el Reciclaje de buques, demuestra una apropiada política internacional de Panamá en la implantación de medidas para reducir el impacto al medio ambiente que puede provenir del transporte marítimo internacional.

La adhesión al Convenio BWM 2004 se da luego de importantes esfuerzos de preparación realizados por parte de Panamá para la implantación apropiada del instrumento, y manteniendo su posición ante los retos que puedan surgir posterior a su entrada en vigor, así como la activa participación de Panamá en medidas apropiadas que pueda tomar la OMI al respecto.  Igualmente, Panamá se compromete en garantizar que en las terminales portuarias en las que se efectúen trabajos de reparación o de limpieza de tanques de lastre, se disponga de instalaciones adecuadas para la recepción de estos sedimentos.

El Convenio Internacional para el Control y Gestión del Agua de Lastre y Sedimentos de Embarcaciones (BWM, por sus siglas en inglés) traza las directrices que serán observadas para minimizar la introducción de organismos exóticos y la diseminación de microorganismos patogénicos por el agua de lastre. Entrará en vigor el 8 de septiembre de 2017.