REUNIÓN DE OFICIALES DE PROTECCIÓN DE LAS INSTALACIONES PORTUARIAS EN LA REPÚBLICA DE PANAMÁ

 

16 de febrero de 2017

Oficiales de Protección de las instalaciones portuarias concesionadas en la República de Panamá, a las que les son aplicables el Código Internacional para la Protección de los Buques y de las Instalaciones Portuarias, Código PBIP (ISPS por sus siglas en inglés) participaron de la primera reunión anual celebrada en las instalaciones de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP).

Este encuentro contó con la participación de casi una treintena de oficiales de protección (OPIPs) de los puertos de CCT, Bocas Fruit Co., Petroterminal de Panamá, DECAL, Fuerte Amador Resort & Marina, MIT, PPC-Balboa, COASSA, PATSA, Astilleros MEC, Terminal Granelera Bahía Las Minas, PPC-Cristóbal, Colón 2000 Puerto de Cruceros, Melones Oil Terminal, Coral Minera, Telfer Tanks, PSA, Punta Rincón Int. Terminal, Payardi Terminal, MATSA. De igual forma, por parte de la AMP el administrador de la entidad, Jorge Barakat Pitty, la directora de Puertos e Industrias Marítimas Auxiliares, Guimara Tuñón Guerra, el jefe del departamento de Protección Portuaria de esta dirección, Capitán Guillermo Torres y el jefe de Seguridad Institucional Samuel Daniels, realizaron sus intervenciones orientados al desenvolvimiento y fortalecimiento de esta red de oficiales encargados de velar por el cumplimento e incremento de las medidas de seguridad y protección marítima.

El administrador de la AMP, Jorge Barakat Pitty, exhortó a los OPIPs a redoblar esfuerzos en pro de la seguridad de nuestros puertos, aspecto clave en la eficiencia de los mismos. A este respecto hizo hincapié en la disposición de la institución en recibir propuestas de innovación en materia de seguridad,  las cuales más de allá de poder ser replicadas a nivel nacional, podrían ser llevadas a organismos internacionales como la Organización Marítima Internacional (OMI), de cara a convertirnos en referentes internacionales en materia de seguridad.

Por su parte, la directora de Puertos e Industrias Marítimas Auxilaires, alentó a los OPIPs a aprovechar estos entornos participativos establecidos por la AMP, para compartir buenas prácticas y experiencias entre terminales, informar a la AMP de posibles aspectos a corregir y revisar procedimientos de cara a la próxima certificación ISO de esta dirección, todo esto con la finalidad primordial de fortalecer la imagen y presencia de Panamá en estos aspectos.

A lo largo de este encuentro que servirá de preámbulo a otros subsiguientes de carácter más práctico que se desarrollarán a lo largo de este año, se hizo énfasis en la responsabilidad del personal con funciones de protección, el rol del gerente del puerto, y la información del proceso de auditorías externas de protección portuaria realizadas por el departamento de Protección Portuaria, entre otros temas de interés, de modo que se sigan adoptando medidas necesarias para dar efecto a nuestras obligaciones en virtud de las convenciones internacionales en vigor.


La Dirección General de Puertos e Industrias Marítimas Auxiliares, permanece vigilante al seguimiento de la debida implementación de procesos en las instalaciones portuarias concesionadas que les aplica el PBIP en la República de Panamá, de modo que se lleven a cabo controles eficaces sobre el acceso en ellas, mantenimiento de dispositivos de vigilancia acorde a las necesidades de cada puerto y establecimiento de procedimientos para cualquier suceso que pueda afectar la protección marítima y portuaria, entre otras.

El código PBIP es la normativa base para que los puertos desarrollen tanto medidas físicas como operativas en sus instalaciones portuaria,  cuenten con evaluaciones de riesgos aprobadas, planes de protección aprobados y la estructura organizacional adecuada para enfrentar suceso e incidentes sobre distintas amenazas como lo son el tráfico ilícito, destrucción de un área por artefacto explosivo, secuestro o captura de un buque en puerto, accesos no autorizados, contrabandos de armas o de equipos, bloqueo de entradas al puerto, ataque químico biológico o nuclear, entre otros.