LA ISLA DE TABOGA DA LA BIENVENIDA A 1834 PEREGRINOS DE COSTA RICA, CHILE Y PUERTO RICO QUE LLEGARON EN EL CRUCERO MAGELLAN

25 de enero de 2019

Peregrinos del Crucero Magellan, que salió el lunes 21 de enero del puerto Caldera, en Costa Rica, arribaron a la isla de Taboga para continuar con sus jornadas de  peregrinaje, tras su paso por la isla de Saboga,  previas a su participación en los actos centrales de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

El ministro de Asuntos Marítimos y administrador de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), Jorge Barakat Pitty, junto a los directores generales de las direcciones de Marina Mercante, Gente de Mar, y Puertos e Industrias Marítimas Auxiliares, Fernando Solórzano, Jovani González, y Guimara Tuñón, respectivamente,  realizaron una visita al crucero Magellan, donde pudieron sentir y ser parte de la alegría y la fé con la que se vive a lo interno de la embarcación, estas jornadas previas a su encuentro con el Papa Francisco, en el marco de la JMJ 2019. Barakat Pitty destacó la importancia de la llegada de estos 1834 peregrinos, quienes se sumarán a los miles que se encuentran profesando su fe, y viviendo como hermanos, en nuestro país. El ministro destacó además la oportunidad que representa la llegada de este tipo de cruceros para el desarrollo turístico de las islas panameñas, donde se deja patente con la llegada del Magellan, a las islas de Saboga y de Taboga, la excelente capacidad de recepción y el buen manejo de los cruceristas, en este caso peregrinos, que se ha tenido al momento de su arribo a estas localidades nacionales.

Este grupo de peregrinos, el más numeroso que viaja de manera conjunta a la JMJ 2019,  está conformado por una veintena de sacerdotes y más de 1400 peregrinos de Costa Rica, a los que se suman otros de Chile y Puerto Rico. Este gran grupo, a su llegada a la isla de Taboga, compartió con los habitantes de la isla cánticos, bailes y palabras evangelizadoras a través de las cuales compartieron sus experiencias  de fe y anunciaron la buena nueva.

Kimberly Campos, una de las peregrinas costarricense que forma parte de estos casi dos mil peregrinos, cuenta que esta experiencia, la cual no deja de ser dura por las condiciones climatológicas tan diferentes de sus países y por todo el proceso previo para poder ser parte de esta misión, ha sido enriquecedora pues ha posibilitado no solo el poder compartir con personas de otras nacionalidades y culturas, sino realizar un verdadero hermanamiento a través de  la misión evangelizadora llevada a cabo en cada lugar visitado.
Por su parte, José Hernández, sacerdote diocesano misionero y rector del Seminario Diocesano Misionero Redemptoris Mater Nuestra Señora de los Ángeles, de la Arquidiócesis de San José, calificó la experiencia de evangelización como muy provechosa y una fuente de inspiración para la asistencia de estos peregrinos a la vigilia con el Papa el sábado y a la eucaristías el domingo.

El crucero Magellan, tras su paso por Taboga, estará desembarcando en el área de la Isla Perico, punto desde el cual los peregrinos se trasladarán hacia el Campo San Juan Pablo II, para participar de las actividades del sábado y domingo. Una vez finalizada la JMJ, los peregrinos permanecerán en nuestro país hasta el martes 29 de enero, cuando partirán rumbo a Costa Rica, a donde tienen previsto arribar el 31 de enero.